INSEGURIDAD EN MÉXICO

Para abordar un tema tan complejo y actual en la sociedad mexicana como lo es el de la inseguridad, iniciamos que es una problemática social que vivimos hoy en día.
El problema de la inseguridad en México se ha incrementado con mucha gravedad en los últimos tiempos, en la actualidad se vive una cierta tensión en los diferentes estados de la república mexicana. La problemática social de la inseguridad que existe desde que el hombre es hombre en virtud de una sociedad y a través de la historia se ha trabajado para erradicarla, estudiando el fenómeno social y sus posibles soluciones. Como en toda sociedad a través de la historia, estamos inmersos a tener problemas sociales, políticos, económicos, culturales, etc.
Por cuestiones diferentes, como malos gobiernos, idiosincrasia del pueblo mexicano, falta de apoyos básicos, falta de empleo, falta de educación, de cultura, entre otros factores más que influyen. Por lo que ahora nos toca enfrentar el problema de la inseguridad en México, como se ha dicho, que en fechas recientes este problema se ha incrementado por la delincuencia organizada, por el narcotráfico, entre las causas principales de la inseguridad se encuentran la polarización económica y la debilidad de las instituciones de seguridad pública y justicia.
Sin embargo, la situación que en la actualidad vive México, evidencia un incremento en la ola de violencia que se refleja en toda la sociedad; si bien es cierto que es un proceso normal que en algunos momentos se incrementen los números de delitos cometidos, también lo es que en muchas ocasiones estos incrementos no son fortuitos; vale la pena entonces preguntarse ¿qué está sucediendo para que el país se encuentre en esta penosa situación?
Para acercarnos a una posible respuesta, es menester señalar que de diciembre de 2006 a marzo de 2010, se produjeron más de 22,000 asesinatos, más los que vayan acumulando día a día, de los cuales se inician principalmente por el narcotráfico - entre los carteles, el crimen organizado involucran a la misma población civil.
 
Con estadísticas que han colocado a México entre los 20 lugares más violentos del planeta y con cifras de muertes mayores incluso a las de países que recientemente han sufrido conflictos bélicos como Irak y Afganistán, es evidente que las políticas de supuesta mano dura y cero tolerancias implementadas por el gobierno han sido un rotundo fracaso. Es difícil determinar con exactitud a qué se debe el incremento de la violencia pues la respuesta requiere muchos factores; en muchos casos atiende a reajustes de territorios entre los diferentes cárteles del narcotráfico, al crecimiento e independencia de ciertos grupos delincuenciales como los Zetas o incluso al hecho de amedrentar a la población y a las autoridades con la finalidad de hacerles ver quien tiene el poder. En cualquier caso resulta ser una mentira el argumento que esgrimen las autoridades en el que atribuyen el incremento de la violencia a la supuesta eficacia y dureza con la que se ha combatido a estos grupos.

Por lo que considero que para tratar de resolver esta problemática social, es darle mayor importancia a las reformas sociales, económicas, que involucren principalmente la educación como base esencial. Ya que con una adecuada educación, proyectándola a todos los habitantes de la república, mejor y de mayor calidad, sin dejar zonas geográficas en el país, ni dejar cinturones de marginación. Buscando un equilibrio de igualdad entre los habitantes. Creo que la educación es una base fundamental para atacar de fondo la inseguridad en todo el país, enfocando claramente el problema, instruir a todas las instituciones en el país, a las regiones, grupos étnicos, grupos sociales, y cualquier habitante de este territorio, es como podemos iniciar la erradicación de un mal que nos aqueja a todos. Esto se puede lograr con proyectos vivos y viables que se inicien desde el seno de la familia, continuando con la oportunidad que se da en la niñez, en la adolescencia, en la juventud, en la etapa de adulto y por ultimo en la edad del adulto mayor, siempre haciendo hincapié a que a cualquier edad, pero con la instrucción y educación adecuada podemos terminar el grave problema de la inseguridad.


Texto elaborado por Lic. Miguel Dávalos Zepeda