MÉXICO SEGURO



Hoy en día nuestro país esta atravesando por una crisis tanto económica como social,  esta siendo amenazada por los grupos delictivos a cada momento, no se puede transitar libremente en la calle no puedes  salir libremente a estudiar, tus hijos ya no pueden salir a jugar, uno mismo ya  no puede hacer sus diligencias libremente,  se vive una situación de inseguridad, donde salimos por necesidad, con el temor de que algo te pase a ti o a tus seres queridos y le pides a Dios regresar sano y salvo. Asesinatos día a día, robos  ocurren como el pan de cada día, en las noticias se ven imágenes de personas encontradas a las orilla de la ciudad en camellones, lotes baldíos  muertas. Es el enemigo público de nuestra sociedad de la que todos formamos parte.
Este no es un tema sólo de Gobierno. Se trata de aplicar políticas centradas en el desarrollo humano fundado en la seguridad democrática, sin erosionar el principio de autoridad, de respetar y fortalecer las instituciones que la nación  ha creado para garantizar la seguridad pública,  el entorno familiar es de gran importancia para determinar la conducta del individuo así como el entorno en el que se desenvuelve, las carencias así como la falta de educación, ¿Que hace el gobierno para satisfacer todas estas necesidades?, que campañas emergentes utiliza para el desempleo, para la educación que se dice que es gratuita pero de cualquier forma te cobran una cuota de recuperación aparentemente forzosamente voluntaria. Para poder satisfacer las necesidades del pueblo, primeramente se tiene que detectar el problema que para este caso es la delincuencia a todo lo que da es un problema que se ha salido de control para nuestros representantes son riñas entre los mismos,  y no se ponen de acuerdo aparentemente atrapan a delincuentes muy famosos mas tardan en atraparlos que en soltarlos por falta de pruebas o porque fue sobornado,  esas  personas  no  estan  psicológicamente  bien  ya  que realizan actos violentos e inhumanos que una persona sana no cometería no miden la peligrosidad lo único importante es la adrenalina, lo interesante es estudiar su conducta y ver como aperan y por ende disminuiría la delincuencia ya que se atacaría el problema de fondo y no superficialmente como se esta llevando hoy en día.
Todos como ciudadanos tenemos la obligación de hacer algo ante tal situación no te puedes quedar sentado esperando que el país haga algo para mejorar la seguridad.
Aunque se trata de algo recurrente, es necesario tomar nota de los sucesos y adelantarse a que ellos escalen a situaciones que alteren la vida normal de las personas como por desgracia ya ocurre en diferentes estados.
Es indispensable dimensionar la situación en un tema útil para el alarmismo y el discurso efectista que, en los hechos, muestra pocos signos claros de mejoría para el ciudadano común. No puede reducirse todo a una discusión entre las cifras gubernamentales y las de las entidades afanadas en la paz ciudadana, como sucede desde hace poco más de una década. Tampoco es un problema de los medios, como suele pretextarse.
Los problemas que se experimentan son, precisamente, los de una urbe que crece sin mínimos estándares de calidad, con espacios públicos más reducidos y hostiles, con un poblamiento dejado al arbitrio del mejor postor. Pero tampoco la autoridad municipal suele hacer requerimientos. Claro, hasta que ocurren estos hechos.
Este no es un tema sólo de Gobierno. Se trata de aplicar políticas centradas en el desarrollo humano fundado en la seguridad democrática, sin erosionar el principio de autoridad, de respetar y fortalecer las instituciones que la nación se ha dado para garantizar la seguridad pública y el orden.
Realizar campañas para las estrategias de combate a la delincuencia,  vandalismo y a factores que afecten la paz, la integridad, la seguridad del prójimo y del bien común. Para tener como resultado un menor índice de delincuencia.   Debemos  Analizar y valorar los comportamientos del  enemigo publico de la sociedad, para así poder medir sus alcances y limitaciones dentro de un caso concreto, la de su comportamiento, como fue su niñez, su entorno, su educación y el desenvolvimiento adquirido, el aumento de la delincuencia entre los adolescente se ve afectado en gran parte por el consumo de las drogas, el alcohol y otra adicciones, es cada vez mayor, y jóvenes valiosos se pierden, porque creen que su mal no tiene solución y en vez de luchar y seguir hacia delante, aprovechando su juventud, tratando de buscar ayuda en las instituciones correspondientes como son, las Iglesias, Hogares, Familia etc. Son rechazados por la misma sociedad de la que forman.
No reconocemos que se necesita de una juventud de mente fuerte y cuerpo sano, porque de ellos son el futuro de nuestro país.