SEGUNDA VUELTA ELECTORAL

Gardenia Narayet Rodríguez García



“El sistema electoral mexicano; segunda vuelta como opción para una democracia verdaderamente representativa; así como la reelección como la oportunidad que tiene el gobernado para calificar  la buena o mala admistracíon de su gobernante; además de la implementación de sistemas informáticos confiables para la obtención del voto y dar a conocer con inmediatez los resultados electorales evitando así alguna manipulación del voto.”

El problema que presenta México en su conformación institucional electoral, en cuanto a garantizar credibilidad y dar seguridad a los ciudadanos sobre la elección que toman en el momento de acudir a las urnas a votar, ha desprendido una serie de incertidumbres y se desatan problemas que van atentando contra la intención democrática. Pues en lugar de evolucionar, se va generando más desconfianza y apatía por parte de la sociedad, al grado tal, que se ve reflejado en los índices de abstencionismo en las elecciones. A través del tiempo, no se combate a la abstención, sino por el contrario. La institución se encuentra debilitada ante el problema cultural y no es capaz de garantizar confianza a los electores, por esto, el abstencionismo crece y junto con éste, se desata una falta de legitimidad y gobernabilidad en el Poder Ejecutivo que llegue al Poder. La segunda vuelta es tener otra oportunidad de elección por parte de los ciudadanos hacia los dos candidatos que obtengan la mayoría de votos, con esto se trata de dar mayor legalidad y legitimidad en términos institucionales y para el candidato ganador.
La no reelección, no da la oportunidad para que los ciudadanos premien o castiguen a sus gobernantes de acuerdo con su desempeño. Toda vez que con la temporalidad contemplada actualmente en nuestra legislación, el gobernado apenas tiene el tiempo para saber quiénes son, pues cuando menos se espera, llega el momento de cambiarlos por otros, ya que se llega a una nueva elección constitucional.
La democracia debe de ir avanzando y actualizándose de acuerdo a los adelantos tecnológicos y científicos de la humanidad,  si bien es cierto que el sistema tradicional de la urna, ha dado resultados positivos, también es cierto, que se tienen algunas críticas considerables, sobre la seguridad y certeza de su utilización, pero de acuerdo a la globalización mundial en nuestros días, los adelantos tecnológicos e informáticos también deben hacer que evolucione el proceso electoral, sobre todo, en la seguridad y rapidez en que se deben de conocer los resultados de los sufragios emitidos por los votantes, pensando que es factible que en la actualidad se puedan llevar a cabo, a través de la informática. Una democracia moderna, como la que actualmente estamos viviendo, requiere que se apliquen para un buen funcionamiento, los instrumentos informáticos de actualidad, ya que sin éstos sería difícil que si la sociedad en términos generales ha avanzado tecnológicamente, sin aplicar esos adelantos al aspecto democrático, se estaría generando un rezago importante en esta área, en desventaja de la misma sociedad.

Por ello es importante discutir y agotar las alternativas para construir un sistema político-electoral a la altura de las circunstancias de nuestro país.