La penalidad a los adolescentes de dieciséis años en adelante, como si fuesen mayores de edad, por delitos cometidos en forma dolosa

Francisco Mauricio Cortés Gutiérrez
@fmauriciocortes


Presentación
El fenómeno de la delincuencia en los adolescentes se ha convertido en un verdadero problema social de todos los días en nuestros hogares y en nuestra sociedad, señalo los hogares en primer término, porque ahí es donde verdaderamente inicia la educación del ser humano y de acuerdo a múltiples factores que determinan el comportamiento del menor, éste va creciendo con todo aquello que pudiera estar o ser “normal” desde un punto de vista en el que él vive, ya con la violencia familiar u otro tipo de violencia, desarrolla condiciones de maltrato tanto físico como psicológico a quienes le rodean, nadie se encuentra al margen de éste grave problema de seguridad pública en la cual los adolescentes se encuentran inmersos en la fantasía en la obtención de lujos, dinero, chicas, autos o camionetas de lujo sin tener que trabajar en una labor de las que se consideran legales o apegadas a derecho; ya que para ellos el cine, la música de corridos y demás formas de proyectar ese tipo de vida, lejos de prevenir y mantenerlos al margen, parece que se alimentan de ello y como dicen en la actualidad “se me hizo fácil” con el proceder delictivo sabedores de una “cierta impunidad” mal entendida, ya que el hecho de que la delincuencia organizada atrape a nuestros adolescentes a edades cada vez más tempranas, es motivo de alarma y preocupación que nos obliga a poner manos a la obra, puesto que se trata de una franca y real amenaza para toda la sociedad, el trabajo de investigación va enfocado a ello, estableciendo las bases para incluir penalidades a los adolescentes que cometan delitos en forma dolosa, tomando en cuenta que a su edad ya son conscientes de los actos que realizan, y que como ejemplos tenemos la ley laboral que los contempla en un marco jurídico pleno.
Se trata pues de normar en forma categórica, las condiciones punitivas a los sujetos que reúnan dichos requisitos para que puedan a través de los órganos sancionadores, ejecutar a los sujetos del tipo establecido en la ley como objeto principal en la investigación y persecución de los delitos que hayan cometido en forma dolosa.
Con el presente ensayo se pretende elaborar un detallado trabajo de investigación sobre la penalidad que se debe llevar a cabo a los adolescentes de dieciséis años en adelante, por delitos cometidos en forma dolosa como si estos fuesen mayores de edad; la evolución del ser humano ha ido avanzando a pasos agigantados y en materia de derecho no debemos permitirnos un rezago en esta materia y en específico en los jóvenes adolescentes que son el futuro de la sociedad, el futuro de México y eso nos lleva a una reflexión: ¿Qué hacer?, lo primero que debemos hacer es estar debidamente informados mediante estadísticas que avalen el crecimiento delincuencial bajo estas condiciones; lo segundo es establecer los mecanismos que identifiquen por qué se presentan esas condiciones delictivas para poder atacar el problema desde su raíz; es decir, desde su nacimiento, si el derecho penitenciario ofrece soluciones preventivas para la ejecución de los delitos, con mayor razón, el derecho penal debe tutelar la protección a la sociedad desde sus formas nacientes de los delitos y hasta la ejecución de las penas impuestas a los sujetos activos del delito que encuadren en el tipo penal señalado en la ley de la materia.
Es importante señalar que los padres de familia y también los profesores en las escuelas, son los principales responsables de la formación de los menores ya que su enseñanza abarca desde los cambios en la infancia, la adolescencia y hasta la mayoría de edad en el caso de las instituciones que prestan el servicio educativo en el nivel superior; por ello, se debe incluir estas esferas de contacto con el adolescente si en verdad se pretende acabar con éste tipo de delincuencia ya que existen factores que predisponen la facilidad en la obtención de una vida más relajada y más cómoda y fácil de obtener dinero para los jóvenes, sabedores de las mínimas o casi nulas infracciones jurídicas que prevén las distintas legislaciones, es para ellos entonces, un verdadero tesoro de tentaciones el acceder a lujos inimaginables con solo cometer delitos poco reprendibles o castigados, por eso y otras muchas razones, se les debe de dar mayor pena a los jóvenes que cometan ese tipo de delitos en forma dolosa, ya que la naturaleza del acto fue la de provocar el daño a la víctima.

No debemos perder de vista que en los últimos años la delincuencia en los adolescentes se ha convertido no solamente en un asunto de seguridad nacional, también en el ámbito del Estado es una proliferación de delincuentes que reúnen dichas características, ello provoca una seria amenaza ya que se trata de un fenómeno extraordinariamente dinámico y evolutivo que debe detenerse con la evolución del derecho que frene de una vez por todas esa bola de nieve que va creciendo cada vez más, por eso, la disminución de la edad en delitos cometidos en forma dolosa debe ser una realidad penal y una realidad social, asi como lo es la aceptación de que ese tipo de delitos que ya se encuentran entre nosotros desde hace muchos años; quitémonos las vendas, afrontemos esa problemática y tomemos el toro por los cuernos para castigar a quien castigo merece.